Gritería Chiquita: atractivo leonés

Gritería Chiquita: atractivo leonés

Este 14 de agosto desde horas muy tempranas devotos de la Virgen de la Asunción se reunieron a las afueras de la Basílica Catedral de León para celebrar una vez más la Gritería Chiquita o de Penitencia.

“Me siento orgulloso de ser leonés, me siento orgulloso de que la población católica siempre mantenga esta tradición”, declaró Heriberto Vanegas.

Esta festividad religiosa que data desde 1947 dio su origen cuando el volcán Cerro Negro -ubicado a 25 kilómetros del suroeste de León- amenazaba a los habitantes con una de las más violentas erupciones de la historia, los devotos y seguidores de la Virgen de la Asunción pidieron que intercediera para evitar un desastre mayor.

Monseñor Isidro Augusto Oviedo y Reyes junto al pueblo mariano del occidente dieron el primer grito de “¿Quién causa tanta alegría?” y desde entonces la tradición se mantiene permanente en el departamento de León.

Los diferentes altares en las calles de la Ciudad Universitaria fueron parte del colorido derroche de cultura, aquí turistas nacionales y extranjeros quedaron maravillados con esta actividad que se asemeja a la del 07 de diciembre donde se celebra la Gritería en honor a la Purísima Concepción de María.

Los turistas extranjeros también estuvieron presentes en esta actividad, Sherly quien es de nacionalidad suiza dijo que esta actividad es una de las más bonitas y en su primera vez en Nicaragua le pareció perfecta.

Por su parte, el alcalde del municipio de León, Roger Guardián expresó “esta es una Gritería de alegría y devoción, de fe y agradecimiento a la Virgen María en la advocación de la Asunción, nuestra catedral es abocada a ella y hoy estamos celebrando 70 años de tradición ininterrumpida”.