Este 18 de enero de 2022 se cumple, y celebraremos, en Nicaragua, el 155 aniversario de natalicio del más grande exponente de la lengua y literatura hispanoamericana, el genial Rubén Darío.

Darío, es un caso excepcional, por lo menos en América, porque es el más grande literato de cualquier país en este continente, es al único que se le celebra su fecha de nacimiento y se le recuerda en el día de su paso al olimpo de los inmortales.

Desde que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional asumió el poder en enero de 2007, a Darío se le celebra por la genialidad de su obra, según se desprende de lo dicho por expertos en el tema, como los españoles Juan Valera, Ramón del Valle Inclán y otros como Antonio Machado y los mexicanos Amado Nervo y Salvador Díaz Mirón.

Festival-de-las-artes

Al mágico maestro de la lira y la flauta se le realizan diversas actividades culturales, entre las que hay expertas disertaciones sobre su calidad literaria y su azarosa vida. Hay desfiles de carrozas, musas, declamaciones de sus poemas, fiestas populares, misas y diversas publicaciones por toda su Nicaragua natal, incluyendo la casa donde su madre, Rosa Sarmiento, dio a luz a este genio de las letras castellanas, y, su querido León.

Los centros de estudios, desde primaria hasta los centros de educación superior se suman a esta magna celebración dariana, a la que son invitados, entre otros, escritores nacionales y extranjeros, y descendientes del egregio vate.

Igual de apoteósico a sus funerales, así se le celebra en Nicaragua entre la fecha de su nacimiento: 18 de enero de 1867 y la fecha de su deceso, el 6 de febrero de 1916.

Casa-natal-de-Ruben-Dario-2

Rubén Darío, es un héroe literario de Nicaragua, antes de Darío hubo una escasísima obra de calidad en Nicaragua. Él alcanzó el firmamento literario hispanoamericano y mundial.

Con Rubén inicia una nueva era en la literatura de habla española, su movimiento modernista, con una poesía culta y elegante con una métrica novedosa y atrevida de versos endecasílabos y alejandrinos con aspecto del romanticismos y parnasianismo francés. Paul Verlaine, celebérrimo poeta francés, fue una influencia decisiva en su obra.

A Darío se le recuerda, además, en las plazas, parque, teatros y anfiteatros, en las calles y en los círculos literarios y entre en la intelectualidad de todo el país.

Casa-natal-de-Ruben-Dario

En su carácter de héroe cultural, Rubén posee la corona de laurel que antes se entregaba en la antigua Grecia a los más destacados poetas, y juglares de la España medieval, y también el cariño, respeto y admiración de todo el pueblo y gobierno de Nicaragua, y se encuentra en lo más alto del firmamento literario nacional e hispanoamericano.

En la carta de Juan Valera a Darío, que sirve de prólogo a la segunda edición de “Azul”, dice de él lo siguiente. “Ninguno de los hombres de letras de esta Península, que he conocido yo, con espíritu más cosmopolita, que más largo tiempo han residido en Francia y que han hablado mejor el francés y otras lenguas extranjeras, me han parecido nunca tan compenetrados del espíritu de Francia como usted me parece… es fuerza dar a usted alabanzas a manos llenas, por lo perfecto y profundo de su galicismo…”.

Nicaragua, celebra una vez más a este portento de la naturaleza y de las letras castellanas, nuestro preclaro, egregio e ínclito poeta Rubén Darío, a partir del próximo 14 de enero de este 2022.

¡Salud, Rubén Darío! tu pueblo y gobierno te quieren y te admiran.