Desde hace unos 200 años los pobladores de Masaya celebran a San Jerónimo, iniciando con la bajada del santo el 20 de septiembre de cada año y el principal día de la celebración es el 30 de ese mismo mes, cuando recorre gran parte de la ciudad de las flores, acompañado de miles de devotos de todo Masaya y de otros departamentos del país.

Posteriormente, el 7 de octubre de cada año se celebra la octava que es un recordatorio del inicio de esta festividad, en la que Tata Chombo sale en hombros de los miembros de confradía que se encargan de llevarlo en procesión durante 14 horas por toda la ciudad. Luego entre misas y misas el 30 de octubre se efectúa el tradicional desfile del Toro Venado del Malinche de doña Carmen Toribio, en el que decenas de promesantes y tradicionalistas se disfrazan con cabezas de animales o personajes de la vida pública nacional.

Las fiestas en honor a San Jerónimo realmente inician el 15 de agosto de cada año cuando el mayordomo llega a la iglesia del mismo nombre del santo a “pedir la licencia” para comenzar esta celebración religiosa de los católicos de Masaya. En esta actividad el mayordomo se hace acompañar por la india bonita y la reina de las fiestas; también lo acompañan los miembros del Concejo de Ancianos y de la Cofradía de los Torovenados, así como un numeroso grupo de chicheros y fieles católicos.

Como parte de esta celebración al doctor de la iglesia, San Jerónimo, todos los domingos de octubre y noviembre se realizan en las calles de Masaya diversos bailes y procesiones, como los diablitos, el baile de negras y las húngaras, así como los tradicionales torovenados, acompañados de las infaltables rondallas de marimbas.

Las festividades de San Jerónimo concluyen durante el primer domingo de diciembre de cada año, siendo esta la celebración patronal más extensa de Nicaragua con cerca de tres meses y medio de festividad. Además de ser la solemnidad más extensa, es una de las más concurridas de Nicaragua junto con la de Santo Domingo, en Managua, y la procesión de San Benito, en León, el Lunes Santo.

Al igual que sucede en Managua, San Jerónimo, como Santo Domingo, no es el patrono de los masayas, es la Virgen de la Asunción, pero la celebración no es tan grande como la que se le prodiga a San Jerónimo, el doctor que cura sin medicina. En el caso de Managua su patrono es Santiago Apóstol.

Esta celebración repleta de mucho colorido, sones y tradiciones del pueblo de Masaya atrae a decenas de grupos de bailes que se congregan en las calles y casas para mostrar lo mejor sus repertorios.

San Jerónimo es un miembro más del santoral de la iglesia católica, y nació en el seno de una familia acomodada en la ciudad de Estridón, la actual Croacia. Como parte de su herencia clerical, Tata Chombo tradujo la Biblia del hebreo al latín, que se conoce como la Vulgata y en el concilio de Trento se le reconoció como el texto bíblico autorizado por la iglesia católica. Este santo, falleció en el año 420 de nuestra era, a la edad de 80 años.

Parroquia-de-San-Jerónimo---Masaya