Las vacaciones de navidad y año nuevo son de las más propicias para recorrer, conocer y visitar diferentes destinos turísticos de Nicaragua, sobre todo en el Pacífico, cuyos sitios son por excelencia de sol y playa.

Si iniciamos este recorrido de sur a norte nos encontramos con una playa casi virgen, El Ostional, que es poco concurrida, pero es larga, limpia y hermosa sobre todo por sus atardeceres de ensueño y apropiada para el descanso y actividades acuáticas.

Otra playa, es La Flor, que además de ser una playa tranquila, es un refugio de vida silvestre de las tortugas que entre julio y enero llegan a anidar, siendo este uno de los poquísimos sitios en el mundo donde llegan a establecer sus nidos.

Siguiendo más hacia el norte está la hermosa bahía de San Juan del Sur, un municipio lleno de historia y con la suficiente cantidad de hospedajes, hoteles, bares y restaurantes y demás negocios para aquellos turistas que deseen divertirse y pasar unas felices vacaciones.

Otras playas de San Juan del Sur, muy cerca de la ciudad, son Majagual y Maderas, de mucha preferencia para los turistas que ya conocen estos sitios, propicios para la práctica del surf para los aficionados a este deporte.

Playa-Maderas

Cerca de este destino turístico que es San Juan del Sur, queda el atractivo Morgan’s Rock “para un caprichoso sentimiento de privacidad y aislamiento, es un albergue naturalmente lujoso, un destino vacacional único”.

Moviéndonos un poco más hacia el norte tenemos las playas del municipio de Tola que pueden ser de las mejores para la práctica del surf. Aquí hay varios resorts de muy buen nivel.

Entre estas playas destacan: Popoyo, Jiquiliste, Gigante, Colorado, Las Salinas y El Astillero, todas con la suficiente cantidad de hospedajes y sitios donde departir a precios módicos.

Para los amantes de la naturaleza existe en Nicaragua otro destino no solo para los turistas, sino para las tortugas, Chacocente, en Carazo, otro de los pocos refugios de vida silvestre en el Pacífico de Nicaragua.

Siguiendo esta ruta costera están tres playas muy cerca entre sí, siendo Huehuete, Casares y La Boquita, de las más populares por precios accesibles y muchas opciones de hospedaje para los que deseen pasar la noche o lleguen por varios días.

Llegamos hasta Pochomil, posiblemente el balneario más popular con una gran cantidad de hospedajes, bares y pequeños restaurantes donde las especialidades son los mariscos. Aquí se sitúa la Escuela Hotel Casa Luxemburgo, una especie de resort que sirve de centro de estudios a jóvenes que cursan de manera gratuita carreras técnicas referidas a servicios hoteleros y de restaurante, pero además es una excelente opción para ir a pasarla bien.

Vecina de Pochomil es la comunidad y playa de Masachapa donde también se encuentran hoteles y hospedajes, así como otros negocios donde se puede pasar un buen día. Tanto Pochomil como Masachapa se ubican a unos 70 kilómetros al este de la capital, Managua.

Cerca de estos dos balnearios de Managua está Montelimar, un resort con el concepto de todo incluido y que atrae tanto a turistas nacionales y extranjeros.

De ahí viajamos hacia las playas del departamento de León, las de Nagarote: El Velero, Puerto Sandino, El Tránsito, Miramar y Hermosa son casi vírgenes por lo tanto imperdibles, seguimos a las más famosas de la ciudad universitaria Las Peñitas y Poneloya, a 20 kilómetros del casco urbano.

Las Peñitas, tiene entre sus atractivos la isla Juan Venado, por la que los turistas se pueden desplazar en kayaks y disfrutar del ambiente natural de esta pequeña isla.

Las-Peñitas

Tenemos Paso Caballos, de los balnearios preferidos por los chinandeganos y muy concurrida en estas fechas de cierre de año. Luego vamos a Jiquilillo, otra de las más conocidas de Chinandega, y que forma parte de la geografía de El Viejo.

Complemento para este amplio recorrido por playas de la costa del Pacífico están las coloniales ciudades de León y Granada, con una arquitectura que encanta a los visitantes, así como la amplia variedad de templos católicos, como las catedrales de ambas ciudades, donde también hay una movida agenda nocturna, con bares, restaurantes y discotecas para que los visitantes se pueden divertir.

Escalar volcanes, conocer las iglesias de los municipios, bañar en las lagunas, recorrer las isletas e islas, saborear la gastronomía característica de los pueblos, disfrutar viajando por nuestras extensas y excelentes carreteras, fotografiarse en cualquier rincón atractivo y conversar con la gente del Pacífico, son otras de las opciones para estas vacaciones.

Que lo que elijas te haga feliz y enorgullecerte de tu tierra, disfruta con responsabilidad.