Descripción del proyecto

Cientos de feligreses de todas las edades llegan en enero a El Sauce -al noreste de León- para rendirle tributo al Señor de Esquipulas. Descalzos, de rodillas, vendados, repartiendo comida o de otras maneras pagan favores concedidos por el santo.

Las fiestas patronales de este municipio son muy concurridas y las más importantes de Nicaragua en honor al Cristo Negro; los peregrinos, a pie, a caballo y en carreta llegan de Villanueva, Somotillo, Estelí y Jinotega; del resto del país, El Salvador y Honduras también se acercan devotos.

La imagen del Cristo que está en El Sauce llegó el 18 de octubre de 1723.